El 14 de febrero celebramos en nuestra parroquia la Jornada anual de Manos Unidas con el lema “Contagia solidaridad para acabar con el hambre”. Tanto en la misa de vísperas del sábado como durante las tres celebraciones del domingo se presentó la campaña durante la homilía. En primer lugar, el párroco Ramón Mor hizo una presentación entusiasta y motivadora. A continuación, un voluntario del grupo Provençana pasó el vídeo de la campaña y se dirigió a los feligreses para explicar el lema. Éste se inspira en la situación de pandemia que estamos viviendo. Así como el origen del virus del coronavirus todavía no está claro, sí que se conoce el origen de la mayor pandemia del siglo XXI motivada por la desigualdad, la pobreza y el hambre. La causa es la indiferencia y la conciencia anestesiada que anida en los corazones de las personas. Por eso, la campaña defiende que la solución al hambre está en la solidaridad. Tiene por objetivo despertar este sentimiento de solidaridad en cada uno y contagiarlo a su alrededor. Finalmente, se presentaron los proyectos de India y Líbano adscritos a nuestra diócesis.  

 

El Grupo Provençana organizó antes y después de las misas un mercado solidario en el que se vendieron objetos de regalo específicos.  Se organizaron dos puestos de venta, uno a cada entrada del templo, atendidos por voluntarios del grupo.

También se pusieron a la venta objetos elaborados artesanalmente, retablos y libros que varios feligreses cedieron generosamente para este fin solidario

Contamos también con la presencia de Joan Martí, voluntario del Departamento de Parroquias de la Delegación de Barcelona de Mans Unides. Se encargó de presentar la campaña en la misa de las 12:30h del domingo e hizo patente su estimación por nuestra parroquia y por el grupo Provençana

 

Los feligreses volvieron a demostrar su generosidad y solidaridad.

Gracias a todos.

 

Los destinatarios finales de nuestros proyectos 
os lo agradecen con esta canción

(clica en el título)

Gracias por elegirme

Scroll to Top